CARPE DIEM!

Mis sonrisas diarias

viernes, 21 de mayo de 2010

El piano (sensación)



Un piano cada vez que toca una de sus teclas notas paz, notas como un cosquilleo en los dedos que te incita a tocar sus suaves teclas. Mientras mi cuerpo se relaja y solo noto los dedos moverse para formar una más bella melodía y aún así solo piensas en seguir pero cuando te ves con más ganas aún, el reloj suena dando las 11 y media.
Pero pensar que el próximo sábado volverás a tocarlo te estimula y reconforta después de otra semana de colegio.

Pienso que estoy tumbada en la superficie del mar, como si el viento me soplase en la cara y de repente te ves tocando hacia mil personas que te aplauden y te das cuentas aunque no quieras de que el concierto ha terminado y la gente te evalúa con sus mejores aplausos y otra gente llora porque quizás tenga algún familiar muerto que e recuerde a el o simplemente se haya emocionado.

Alguien muy importante me dijo que el piano había que tomarlo con calma y disfrutar de lo que se tocaba. Así es como lo hago yo ahora .Y cuando me enfado, estoy…solo tengo que volver asentir lo mismo una y otra vez. Hay gente que cuando se enfada no habla apenas pero yo no, yo me voy al piano y represento mí enfado allí es como si hablara con el piano en una relación pública.

Pero la gran infelicidad es que te digan que hoy no puedes tocar mi más querido instrumento (el piano) te entran ganas de de……. Estoy sin palabras.











La música es un verdadero placer en el que si te sumerges experimentas la tranquilidad y la paz.

1 comentario:

mariam dijo...

me encanta es genial se sensibilidad por un piano